¿CÓMO EVITAR EL EXCESO DE INFORMACIÓN EN TU HISTORIA?

No aburras a tus lectores con mamotretos que explican cómo funcionan las cosas en tu mundo.