La creatividad es un recurso muy importante para nosotros los escritores. No solo porque nos permite pensar en ideas increíbles que luego se pueden transformar en historias, sino porque es gracias a ella que podemos encontrar las soluciones a las situaciones o problemas que nosotros mismos nos planteamos en nuestras obras, así como la forma de desarrollarlas.

Pero la creatividad es algo que, si no entrenas, puede empezar a escasear. Por eso acá te damos una pequeña mano con eso:

Ideas para ejercitar tu creatividad al escribir

1- Aprende de los mejores pero no los copies

Un buen escritor es aquel que lee mucho. Dependiendo del género en el que escribas, busca lo que otros han escrito, especialmente los que mejor se venden, y analízalos.

Eso sí, no confundas las voces de esos autores con tu propia voz ni trates de ser ellos. Usa estos libros cómo referencia: analiza sus estructuras, su construcción de personajes, la forma en la que ellos organizaron sus giros o salieron de ciertas situaciones. Esa información te permitirá tomar mejores decisiones en tus obras.

Para ser verdaderamente creativo debes ser leal a tus ideas, a tu estilo, a tu punto de vista y a tu voz. Todo eso es lo que te hace único.

2- Crea personajes basándote en personas que conoces

Muchos escritores echan manos a sus recursos y copian las personalidades o gestos de sus amigos, familiares o compañeros de trabajo para darles vida a sus personajes.

Toma nota de las personas que te rodean y escribe en un cuaderno cuáles son esos rasgos característicos que podrían enriquecer a tus personajes. Cosas como la postura, sus muletillas, la forma en la que pronuncia las «s» o su manera de reaccionar cuando algo no le gusta te serán de mucha ayuda.

Nadie tiene por qué saber quién fue tu fuente de inspiración.

3- Planifica

Tener una lista con tus ideas, cómo quieres desarrollarlas y conocer los momentos clave de una obra funciona para cualquier tipo de escritura creativa. Parte de una idea semilla que resuma lo que quieres contar y empieza a desarrollar desde ahí.

No solo te ayuda a aterrizar tus ideas y darle forma, también te ayuda a saber dónde van ciertas partes importantes de tu historia o qué es lo que debes investigar para que cierta escena te salga como esperas.

Una buena planificación será una ayuda y un soporte que luego le permitirá a tu cerebro experimentar durante la escritura con la tranquilidad de saber exactamente a dónde quieres llegar.

4- Conoce tus tiempos

Si lo que quieres es que tu escritura fluya, tienes que saber que el tiempo de escritura de un autor siempre va a estar entre los momentos en los que las palabras se deslizan como mantequilla por tus dedos y momentos en los que combinar una palabra con la otra te hará sangrar.

Es bueno que sepas esto. No estás roto por tener días en los que te cuesta escribir, así como no eres un iluminado por tener días en los que escribes montones. Ponerte metas como una cierta cantidad de palabras o un tiempo determinado de escritura te servirá a continuar, incluso en los días más difíciles.

5- Afila tus poderes de observación con un diario

Tener un diario es una forma efectiva pulir tus habilidades para observar el mundo a tu alrededor. Cuando escribes en tu diario muchas veces deseas hablar de un lugar que visitaste, un sentimiento que experimentaste o una comida que degustaste. También tendrás días o momentos en los que querrás reproducir un dialogo que tuviste.

Date la oportunidad de soñar despierto y tomar notas. Da caminatas y luego anota las ideas que se te ocurren.

Todo esto te ayudará a mejorar tu escritura y tu atención al detalle, que luego se verá reflejado en una mejor escritura de tus obras.

6- Sal y experimenta el mundo

No tienes propiamente que visitar cada país del mundo para poder ser creativo en el momento en que escribes. Pero salir de tu casa y pasear por el jardín, o ir a un lugar que te guste es una buena forma de hacerlo. La caminata es una buena forma de generar nuevas ideas y facilitar el proceso creativo, por ejemplo.

7- Haz listas de chequeo

Cuando sientes que la idea de una historia se está formando en tu cabeza, investiga. Piensa en el lugar que quieres que trascurra y en los motivos por los que te gustaría escribirla y haz una lista de chequeo con los detalles o escenas que te gustaría que tuviera tu historia.

Es muy posible que no uses todo lo que está anotado ahí, pero es un ejercicio interesante para empezar a adentrarte en ese mundo imaginario que está empezando a nacer.

8- Experimenta

Una de las reglas más importantes que debes tener en cuenta cuando escribes para un lector actual es que no puedes ser aburrido. Experimenta con la forma: con el tipo de narrador, con el punto de vista  o con la forma de organizar tus capítulos. Tal vez lo que mejor le va a tu obra no es justamente lo primero que pensaste.

Si te gustaría aprender más sobre escritura, te invitamos a que conozcas los cursos que ofrecemos, haciendo click en este enlace.

Cuéntanos qué opinas sobre el artículo en los comentarios y si nos faltó algo, ayúdanos a completarlo. ¡Nos encanta leer tus anécdotas!

Esperamos que este texto te sirva para que conozcas más sobre la escritura de libros. Si te sirvió la información, alegra nuestro día con un ‘like’. No olvides seguirnos en redes sociales para tener más consejos de escritura y ayudas para escritores. Estamos como escritoresmnemosine. En Facebook puedes reírte un rato con nuestros memes, en Instagram hablarnos de tu obra y unirte a nuestros retos diarios y en Youtube disfrutar de los videos que hemos hecho especialmente para ti.

Escribe una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: