¿Te preocupa que tu libro no sea lo suficientemente entretenido para mantener a tus personajes o a tus lectores enganchados?

Puede que sepas quién es tu protagonista, qué es lo que quiere y cómo terminará su viaje, pero ¿qué haces para llenar las escenas que transcurren entre uno y otro evento? Puede que no tengas idea, y eso no te hace mal escritor. Es más, es más común de lo que crees.

Para solucionar este problema, lo mejor que puedes hacer es aprender sobre estructuras narrativas.

Este artículo es la segunda entrega de la serie en la que explico la estructura de los tres actos. Puedes encontrar la primera parte haciendo click en este enlace.

El segundo acto de esta popular estructura narrativa te ayuda a estructurar y planificar la parte media de tu historia.

Veamos de qué se trata:

Exploremos el segundo arco de tu novela

Entender la estructura de tu segundo arco es vital para enriquecer tu obra. Si no sabes cómo conectar la introducción con la resolución, es muy posible que dejes tu borrador sin terminar o te tardes años y años con tu novela.

Ambas situaciones son malas y no hacen nada por tu carrera como escritor.

El segundo acto empieza justo en el momento en el que el primer acto termina (sí, ya sé que es muy obvio, pero prefiero dejarlo claro) entre el 15% y el 25% de la obra y va hasta el 75% – 90%. El acto puede dividirse en dos momentos principales: el antes y el después de la mitad de tu novela (el cual ocurre obligatoriamente en el 50%).

Si todo el primer arco trataba sobre la introducción, el segundo acto es sobre la oposición. En la medida en la que avanza el viaje de tu protagonista, se va a encontrar con una serie de obstáculos y problemas físicos, psicológicos y relacionados con la oposición de la fuerza antagónica.

La forma en la que tu protagonista reaccione a los obstáculos influirá en el camino que tomará su viaje.

Ya te voy a explicar a lo que me refiero:

1-Antes del punto medio

Después de aceptar la llamada de la aventura en el final de tu primer acto, tu protagonista empieza el viaje para conseguir su meta en la historia. Pero este viaje apenas inicia y por eso no sabemos qué esperar. Puede ser aterrador y eso afectará directamente el miedo o la debilidad inicial de tu personaje, que hizo que rechazara la aventura en primer lugar.

Esa frágil confianza no le da mucho espacio a tu protagonista para ponerle atención al conflicto. Desafortunadamente, el conflicto no se detiene. Alguien o algo amenaza a tu protagonista y esta fuerza antagónica está empeñada en no dejar que logre su meta a menos que pelee.

De esta forma, tu protagonista entra en modo supervivencia: en vez de atacar directamente a tu antagonista, tu protagonista enfoca toda su energía en sobrevivir a los problemas que parecen caerle del cielo, para luego enfrentarse a la fuerza antagonista tan pronto pueda.

Esto sucede varias veces hasta que llegamos al punto del aumento de la acción justo antes de la mitad de la novela. A pesar de todas estas pruebas, el protagonista no se da cuenta de las consecuencias de su estado reactivo o cuánto ha puesto en juego solo por rehusarse a actuar.

2- El punto medio

¿Qué hace que tu protagonista se comprometa con el conflicto de la historia? Aumentar las apuestas. Y este aumento de apuestas se hace visible con un enfrentamiento entre tu protagonista y la fuerza antagónica en un momento de tu historia conocido como el “punto medio”.

Como el nombre sugiere, esto sucede justo en la mitad de tu libro. Es decir en el 50%.

El punto medio presenta el mayor enfrentamiento entre el protagonista y la fuerza antagónica hasta el momento. Es durante este enfrentamiento que tu protagonista se dará cuenta de cuán peligrosa es la fuerza antagónica, normalmente fallando al enfrentarla.

De esta manera, el protagonista experimenta un gran cambio. Ya no puede seguir ignorando la amenaza que significa la fuerza antagónica. Se vuelve activo, listo para hacer todo lo que esté en su poder para enfrentar al antagonista y vencerlo. En muchos casos, esa decisión significa renunciar a su meta.

3- Luego del punto medio

Debido a los eventos del punto medio, tu protagonista deja de reaccionar y empieza a actuar de manera activa con el fin de solucionar el conflicto. Sabe que enfrentarse directamente al antagonista es la única forma de protegerse a sí mismo y a quienes le rodean del daño que puede causar.

A partir de ahora, empieza un aumento de la acción.

Ahora que tu protagonista busca el conflicto por sí mismo, el ritmo de tu historia empezará a aumentar, llegando a su pico más alto en el clímax. Durante esta parte van a suceder muchas cosas, todas ellas encargadas de fortalecer la confianza y el enfoque que tiene tu personaje.

Resumiendo el segundo acto

Por medio del segundo acto, tu protagonista habrá emprendido el viaje para conseguir su meta, creciendo dramáticamente como persona y enfrentándose a todos los problemas que la fuerza antagónica ponga en su camino. Pero, a pesar de todo este crecimiento y este cambio, hay un elemento en la vida de tu personaje que no ha sido capaz de superar: su debilidad principal o su miedo.

Todo esto cambiará en la medida en la que nos acercamos al tercer acto, con el antagonista lanzando una última e inesperada ofensiva que obligará a tu protagonista a enfrentarse a su debilidad principal o miedo, o abandonar toda esperanza de vencer al antagonista y lograr su sueño.

Si te gustaría aprender más sobre escritura, te invitamos a que conozcas los cursos que ofrecemos, haciendo click en este enlace.

Cuéntanos qué opinas sobre el artículo en los comentarios y si nos faltó algo, ayúdanos a completarlo. ¡Nos encanta leer tus anécdotas!

Esperamos que este texto te sirva para que conozcas más sobre la escritura de libros. Si te sirvió la información, alegra nuestro día con un ‘like’. No olvides seguirnos en redes sociales para tener más consejos de escritura y ayudas para escritores. Estamos como escritoresmnemosine. En Facebook puedes reírte un rato con nuestros memes, en Instagram hablarnos de tu obra y unirte a nuestros retos diarios y en Youtube disfrutar de los videos que hemos hecho especialmente para ti.

2 comentarios

Escribe una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: