Cuando terminas tu manuscrito tienes dos opciones: publicas tu libro o continúas tu vida –lo que puede significar sentarte a escribir otra obra.Si decides que quieres dar el paso y lanzarte a publicar tu obra, tienes, en general, tres opciones: publicar con una multinacional, publicar con una editorial independiente o autopublicar.

Como el tema de este artículo está relacionado con la publicación con editoriales, me centraré en las primeras dos.

¿Cómo puedes enviarle tu manuscrito a una editorial?

1- Conoce las diferencias

Una editorial multinacional y una editorial independiente no son lo mismo ni funcionan igual por más de que ambas sean editoriales.

Publicar con una editorial multinacional no es otra cosa que sacar tu trabajo con los grandes sellos editoriales que gobiernan el mundo de los libros y de los que los leen. Para eso, la mayoría de las veces, necesitaras contar con la ayuda de un agente literario que se encargará de hablar con la que sea más indicada para ti y te conseguirá contratos, además de negociar tus regalías, tus derechos y todas esas otras cosas que tienen que ver con el negocio editorial.

Si no tienes un agente, pues te tocará hacer todo ese trabajo a ti. Latinoamérica es una de las pocas regiones del mundo donde escasea la figura del agente literario, por lo que no está mal visto que llegues a este tipo de editoriales por tu cuenta. Eso sí, debes saber exactamente en qué editoriales podría funcionar una obra como la tuya y tener mucho cuidado a la hora de firmar el contrato editorial.

Familiarízate con términos cómo: «Catálogo editorial» y «Política de recepción de manuscritos no solicitados».

Por otro lado están las editoriales independientes. Para llegar a ellas no es necesario que consigas un agente que te represente, basta con que te comuniques directamente con la que consideres que tiene un catálogo editorial acorde con tu obra.

Una vez te acepten, la editorial se encargará de hacer todo lo que es necesario para que el libro quede listo para ser vendido al público.

Acá debes enfocarte un poco más en la parte de mercadeo si quieres que tus ganancias aumenten.

2- Por ser una editorial no significa que te vayan a publicar

Las editoriales son impresas y cómo tal buscan la rentabilidad, es decir ganar dinero. Por esta razón la gran mayoría está especializada en un tema. Por ejemplo, están las editoriales infantiles, las editoriales académicas (que publican libros universitarios), las que publican solo romance o las que publican ciencia ficción.

Este tipo de especialización les permite centrar sus esfuerzos en producir obras que le  interesen a un grupo de compradores ya cautivo y de esta manera tener garantizadas las ventas.

Por esta razón, es muy importante que investigues cada editorial con la que quieras trabajar. Sería muy grosero de tu parte enviar novela erótica a una editorial infantil. O tu tesis universitaria a una editorial de romance. Es lógico que nada más leer el título de tu obra o la sinopsis te rechacen inmediatamente.

3- Tómate tu tiempo para investigar

Si quieres que tus chances de que una editorial acepte y lea tu manuscrito aumenten, lo primero que tienes que hacer es investigar cuál de ellas estaría interesada en publicar tu obra. Es decir, tienes que saber cuáles editoriales publican el tipo de obras que escribes.

Para eso, lo mejor que puedes hacer es ir a una librería. Pregúntale al librero por las obras de tu género que tiene a la venta. Eso te servirá para dos cosas: conocer cuáles editoriales publican ese tipo de obras y qué es lo que buscan. Para obtener esta última información tendrás que comprarlas y leerlas.

Haz una lista con las editoriales que coinciden con el tipo de obras que escribes y comunícate con ellas. Pregúntales por su política de recepción de manuscritos no solicitados y sigue todas las instrucciones que te den.

4- La primera impresión es importante

A veces las editoriales olvidan decírtelo, tal vez porque asumen que ya lo debes saber. Pero siempre debes hacer una carta de presentación. La razón es muy sencilla: la persona del otro lado no tiene la menor idea de quién eres.

Intenta decir todo lo que debes decir en un máximo de 250 palabras. Preséntate a ti y al libro. Trata de ser lo más profesional posible. Las acotaciones graciosas o informales darán una mala imagen. Recuerda que en este momento estás tratando de venderte como escritor. Revisa muy bien la redacción y la ortografía antes de enviarla. ¡Y nada de fondos con colores o cosas por el estilo! Recuerda siempre: profesional. Tómate a ti mismo y a tu trabajo en serio.

Para que tengas una idea de lo que deben incluir estas 250 palabras: El nombre del editor, que va a ser nuestro destinatario. Revisa que sus nombres y apellidos estén bien escritos y sean los correctos. Luego sigue una presentación tuya en la que le brindas datos relevantes de ti como escritor. Deja un párrafo para hablar sobre el tema o el argumento de tu libro y otro para hablar un poco, con ejemplos puntuales, del mercado al que va dirigido.

En el asunto escribe: «Propuesta editorial» o «Manuscrito no solicitado» para que tu destinatario sepa de qué se va a tratar el correo.

No olvides incluir tus datos de contacto al finalizar la carta de presentación. Tu nombre, tu e-mail, tu teléfono, tus redes sociales y un horario en el que estés disponible para recibir llamadas. Si prefieres, indícales la forma de contactarte con la que te sientas más cómodo.

5- ¿Qué sigue después de enviar tu manuscrito?

Esperar. Normalmente una editorial se tarda entre tres meses y medio año en darte una respuesta. Si después de ese tiempo no te han dicho nada, lo más probable es que no vayas a saber más de ellos.

No todas las editoriales se toman el tiempo de escribirte un correo diciendo que no están interesadas en tu trabajo, así que si ya ha pasado el tiempo te recomendamos pensar en la siguiente editorial con la cual contactarte.

Recuerda que antes de ser tomado por una editorial vas a recibir muchos rechazos, es muy normal. Hace parte del proceso. Está en ti no dejarte caer y perseverar.

Si te gustaría aprender más sobre el mercado editorial, te invitamos a que conozcas los cursos que ofrecemos, haciendo click en este enlace.

Cuéntanos qué opinas sobre el artículo en los comentarios y si nos faltó algo, ayúdanos a completarlo. ¡Nos encanta leer tus anécdotas!

Esperamos que este texto te sirva para que conozcas más sobre el mercado editorial. Si te sirvió la información, alegra nuestro día con un ‘like’. No olvides seguirnos en redes sociales para tener más consejos de escritura y ayudas para escritores. Estamos como escritoresmnemosine. En Facebook puedes reírte un rato con nuestros memes, en Instagram hablarnos de tu obra y unirte a nuestros retos diarios y en Youtube disfrutar de los videos que hemos hecho especialmente para ti.

Escribe una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: