Sentarse a escribir no es fácil.

Mucho menos cuando vives en un mundo tan lleno de distracciones como lo son las redes sociales.

Sin mencionar que la mayoría de las veces, quienes comparten hogar contigo piensan que tienes tiempo de sobra y estás disponible para atenderlos y escucharlos justo cuando lo que quieres es silencio para poderte enfocar en tu escritura.

Como consecuencia, luego de una semana agitada por culpa del trabajo o el estudio, cuando al fin tienes tiempo para dedicarte a tu obra, terminas procrastinando ―de la manera mala― y avanzando poco o nada en tu novela.

Sin embargo, si quieres ser escritor no tienes otra opción que hacer de tripas corazón y concentrarte en tu trabajo.

Pero entonces ¿qué puedes hacer para no perder el tiempo y aprovechar al máximo tus sesiones de escritura?

OPTIMIZA TU TIEMPO DE ESCRITURA CON ESTOS 5 PASOS

1- Ponte una fecha límite:

No importa si es un mes o una semana, el periodo que te propongas no es tan importante como el hecho de tener una fecha límite que sea realista para ti.

Es posible que en el transcurso de ese periodo tengas algo de tiempo libre que no esperabas y lo puedas dedicar a tu escritura, o tal vez tengas tanto trabajo que tus horas de escritura se terminen acortando sin que puedas hacer mucho al respecto.

Estas pueden ser situaciones extremas, sin embargo es importante que tengas en cuenta tu estilo de vida y tus obligaciones cuando te pongas una fecha límite.

Una vez la tengas decidida, haz la cuenta de cuántas palabras o páginas debes escribir al día o a la semana para lograr tu objetivo en el tiempo que te propusiste.

Prémiate cada vez que cumplas tu objetivo, eso te ayudará a mantenerte motivado.

2- Planea tu tiempo:

Este se desprende del punto anterior, pero quería enfatizarlo un poco más desarrollándolo aparte:

¿Cuántas horas a la semana tienes que trabajar en tu novela para alcanzar tus metas? ¿Cuántas palabras debes escribir por sesión? ¿Cómo vas a organizar tu semana para poder escribirlas? ¿Lo harás todo un mismo día? ¿Trabajarás todos los días de la semana? ¿Cuándo eres más productivo para escribir: en la mañana, en la tarde o en la noche?

Responderte este tipo de preguntas te ayudará a organizarte mejor. Agenda tu tiempo de escritura como si fuera una cita de trabajo importante y respétalo.

Evita embutir tus sesiones de escritura en los tiempos muertos, ya que son tiempos que no puedes controlar ―no siempre sabes cuándo alguien te va a cancelar alguna salida, por ejemplo―.

Si escribes regularmente y de forma ordenada te darás cuenta que las ideas fluirán mejor mientras trabajas ―o en términos de inspiración: te visitarán las musas más seguido―.

3-Haz que te apoyen:

Habla con tu seres queridos ―o con las personas que vives―  explícales por qué ese tiempo es importante para ti y pídeles que lo respeten. Si es necesario, lleguen a un acuerdo sobre los momentos en los que vas a dejar de estar disponible para ellos.

Por experiencia te digo que este es uno de los puntos más difíciles, ya que la gente tiende a pensar que estas bobeando frente al computador y no tendrán problema en interrumpirte cada vez que les parezca necesario.

Que estés en casa no significa que estés disponible para charlar, hacer los quehaceres del hogar o salir a hacer mandados.

Pero todo es cuestión de costumbre.

Si las cosas fallan, trata de buscar un lugar alterno como lo es una librería, una cafetería o una biblioteca en donde puedas escribir sin que nadie te interrumpa.

Mentalízate que ir allá será similar a ir a la oficina.

4- Consigue una habitación para ti

Si tu negociación sale bien y trabajas en tu casa sin problema, lo mejor que puedes hacer es buscar y organizar un espacio para ti. No es necesario que sea una habitación completa. Bastará con una mesa y una silla ―y si puedes una pared para colgar cosas como tablas de personajes o la línea de tiempo de tu historia―.

Trata de no llenar tu espacio de cosas que interrumpan tu concentración, dedícalo únicamente a todo lo que tenga que ver con tu trabajo de escritura o con tu obra.

Si tú eres de las personas iluminadas que pueden trabajar en cualquier lugar sin importar lo caótico que esté, haz caso omiso de este consejo.

5-Siéntate y escribe:

Este es el último paso, pero a la vez el más importante. Es muy fácil gastar tu tiempo investigando sobre el tema del que quieres escribir o pensando en cómo puedes mejorar eso que ya tienes. Pero, finalmente, si no escribes no vas a avanzar mucho.

Para ser mucho más efectivo cuando escribes es muy importante que no te saltes el proceso de planeación. Planea qué es lo que quieres hacer y cómo. Eso te dará como resultado un esquema que te guiará cuando te sientas a escribir.

Siempre sabrás en qué tienes que trabajar y eso hará que tu tiempo de escritura sea más fluido. Si llegas a una parte de tu historia que necesita que investigues más, puedes usar una de tus sesiones para hacerlo.

Eso sí, no te quedes investigando para siempre.


Esperamos que este artículo te sirva para optimizar tu tiempo de escritura. Si te sirvió la información, alegra nuestro día con un ‘like’. No olvides seguirnos en redes sociales para tener más consejos de escritura y ayudas para escritores.

Si nos faltó algo, ayúdanos a completarlo. ¡Nos encanta escuchar tus anécdotas!

Imagen: Campaign Bootcamp (vía flickr)

About the Author Escuela de escritores Mnemósine

Coaching para escritores

2 comentarios

Escribe una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s