Estamos en octubre y como es costumbre vamos a dedicar este mes a hablar sobre el horror. Este año tenemos como tema los diferentes monstruos que podemos encontrar en este tipo de historias. Así que ¿por qué no empezar con uno de los más famosos de todos?

Creería que, de todos los bichos aterradores que moran en la oscuridad de la noche, el vampiro es tal vez del que más he consumido historias: hay todo tipo de cosas sobre ellos y como hay tanta variedad llega un punto en el que sientes que las cosas se empiezan a repetir y copiarse entre ellas. ¿A veces no te da impresión de que los personajes y las situaciones de vampiros están docenas de veces escritas en diferentes libros, comics, videojuegos y demás?

Lo más probable es que si estás leyendo este artículo estás interesando en escribir una historia de vampiros que se aleje de toda esa repetidera –sí, estoy hablando principalmente del «romance entre el vampiro melancólico y la dulce jovencita que lo entiende» que tanto saturan el mercado- y quieres contarle al mundo esa historia que tienes adentro que no has podido encontrar en ninguna librería en el mundo.

Pues no busques, acá te tenemos unos cuantos consejos para que empieces a escribirla:

6 consejos que debes tener en cuenta al escribir tu historia de vampiros

1-Ten cuidado con los clichés

Puede que parezca obvio, pero te sorprenderías al darte cuenta la cantidad de autores que consumen poco contenido sobre el género que quieren escribir. Nunca asumas que tu idea es única solamente porque nunca la has visto en una película o en tus series favoritas. Antes de sentarte a escribir deberías investigar lo que otras personas han hecho.

Luego de una buena investigación te darás cuenta que no todo lo que se ha escrito sobre vampiros es el tipo de cliché que necesitas evitar a toda costa, muchos son arquetipos que se han ido formando por décadas o siglos precisamente porque son populares y accesibles.

Una vez conozcas el terreno sobre el que te estás moviendo estarás listo para tomar la decisión crítica de qué es lo que quieres adaptar a tu historia y qué es lo que quieres evitar –y entre eso puede estar el romance intenso entre el vampiro y su dulce mujercita-.

2-Haz la tarea

Es difícil discutir contra la tradición o contra los hechos científicos y esa puede ser tu ventaja: existen muchas sorpresas agradables que puedes encontrar cuando investigas sobre los vampiros en otras culturas. Hay, literalmente, decenas de mitos y leyendas sobre vampiros en el folclor que te toparas con cosas que hasta el momento no te habías encontrado y que te servirán para construir tu historia.

Presentarle a tus lectores uno de los tipos poco conocidos de vampiro es una buena forma de celebrar la diversidad del arquetipo vampírico y de rendirle homenaje a la herencia cultural a lo largo del mundo.

Recuerda que tanto los escritores como los lectores vienen de diferentes culturas, y el hecho de conocer otro lugar u otro pensamiento sobre un tema que les interesa es una motivación fuerte para que te lean.

Otra dirección que puedes tomar cuando estés haciendo la tarea es decantarte por hechos científicos que puedan hacer a tu vampiro más realista. Te garantizo que encontrarás más de una forma de explicar una criatura vampírica de esta manera. Sin embargo, lo que ganas en «realidad» lo pierdes en el terreno de la fantasía ya que no podrás acudir a la magia para explicar ciertas cosas, pero te aseguro que será un buen intercambio si es lo que buscas para tu historia.

3- Se consistente

Una vez decidas el tipo de vampiro que vas a usar en tu historia necesitas seguir con él hasta el final: si tus vampiros responden al folclor y a la magia su debilidad también debe ser mágica. Piensa en las historias clásicas que leíste y la forma en la que operaban en el mundo. Si la magia existe, entonces ¿cuáles serán sus condiciones y limitaciones?, ¿qué más puede existir allá afuera? Puede que sea extraño, pero en un mundo de ficción, incluso la magia necesita algún tipo de lógica para que opere de manera creíble.

Si tu vampiro va más por el lado realista, entonces dale al lector un acercamiento a lo que se siente ser o conocer algo así. No te pongas a agregarle habilidades porque parecen geniales, recuerda que todo tiene que tener una explicación científica para estar ahí.

Recuerda siempre planear y construir tu mundo asegurándote de que todas las partes que lo conforman funcionen juntas y tengan algún tipo de lógica.

4- Presta atención a los detalles

Después de haber leído todas esas historias de vampiros te habrás dado cuenta que como lector no hay nada más fastidioso que toparte con un escritor que presenta a sus vampiros con descripciones genéricas de los hermoso que es, lo rápido que se mueve, su fuerza sobrenatural o cualquiera de esas otras cosas de las que se habla al mencionar a un vampiro.

Piensa que los clichés son el escudo de los escritores perezosos y por esta razón se vuelven un lugar común. Quien los usa se escuda diciendo que no es necesario entrar en detalles debido a que «todo el mundo ya conoce cómo es un vampiro», sin embargo no caen en cuenta que como lectores nos terminamos saturando de este tipo común de chupasangres. Si es escritor no se esfuerza en presentar un personaje interesante, ¿por qué tendríamos que esforzarnos nosotros en leer su historia?

La mejor manera de evitar los clichés es ser específico, y para eso debes conocer a tus personajes por dentro y por fuera. Conoce a tus vampiros, piensa en ellos. Cuéntanos cómo viven, cómo es su día a día; cómo superan esos obstáculos y pequeñas cosas con los que todos los humanos tenemos que lidiar en nuestra vida. Piensa en ellos desde su cotidianidad como seres inmortales. Más que hacerlos aburrido o débiles, este tipo de detalles los hará más reales y honestos de una forma que pocas veces nos presentan. Los detalles poco placenteros ayudan a balancear los poderes fantásticos que tienen y crean una mayor conexión con el lector.

La vida de un vampiro no debe ser toda glamour, sexo y batallas heroicas. Si inviertes tiempo e imaginación en tu personaje podrás volverlo real.

5-Cambia el guión

Este último consejo trata sobre usar algunos clichés a favor tuyo. Mientras desarrollas tu historia te darás cuenta que no siempre podrás evitar una escena o una situación que ya hayas visto antes. En vez de correr por tu habitación echando madrazos o ponerte a llorar en un rincón, la mejor opción que tienes es hacerlos funcionar para ti.

El guiño ocasional o el comentario irónico pueden refrescar un poco tu historia. De igual manera, llevar a tu lector a un momento típico y luego darle la vuelta puede ser un buen giro. Si definitivamente no puedes evitarlo o cambiarlo, solo con conocerlo será más manejable para ti.

6- Escribe lo que hay en tu corazón

Este debe ser, quizás, el consejo más importante de todos. Cuenta la historia que quieres contar en vez de la que piensas que la gente quiere leer. Al final, una inmensa cantidad de originalidad nunca podrá superar a una obra hecha con el corazón.


Esperamos que este artículo te sirva para escribir una historia de vampiros. Si te sirvió la información, alegra nuestro día con un ‘like’. No olvides seguirnos en redes sociales para tener más consejos de escritura y ayudas para escritores

Si nos faltó algo, ayúdanos a completarlo. ¡Nos encanta escuchar tus anécdotas!

Imagen: Samet Kilic (vía flickr)

 

Sobre el Autor Escuela de escritores Mnemósine

Coaching para escritores

Un comentario

  1. Que interesante. Me estoy planteando escribir una historia de vampiros y de hecho en cierto modo ya lo estoy haciendo en mi cuenta de Wattpad pero realmente le tengo un temor reverencial a Anne Rice. He dicho. Si no me largo a escribir historias de Vampiros lo mas tranquila es porque amo sus novelas y su estilo. Saludos desde Mysterygirl!

    Le gusta a 1 persona

Escribe una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s